Mayo 26 de 2019

Yo siento que la exploración del ámbito espiritual es más fácil para una personalidad introvertida que para una extrovertida, cuya energía tiende a estar dirigida hacia los demás. ¿Qué métodos tiene el yoga que sean apropiados para ambas personalidades?

En lo que tiene que ver con mi experiencia personal, la percepción espiritual o la conciencia espiritual es más fácil de alcanzar por personas de naturaleza extrovertida. Quienes son introvertidos por naturaleza encontrarán difícil mantener la conciencia, el flujo constante de conciencia que se requiere durante la meditación. Por lo tanto, en el yoga y en la vida del ashram hacemos que la gente se esxtrovierta, incluso los que son introvertidos por naturaleza. Despertamos y ampliamos el rango de su actividad sensorial. Les damos las prácticas que desarrollen los cinco sentidos, el tacto la vista, etcétera. Estos sentidos hay que sensibilizarlos.

En una etapa determinada de su evolución un yogui se vuelve mucho más extrovertido. Esto no significa que se entregue a la vida sensorial, sino que se torna consciente de todo lo que está afuera y que puede percibir y entender a través de sus sentidos. Por lo tanto, creo que esas personas, cuyos sentidos están extrovertidos, pueden alcanzar esta conciencia espiritual mas fácil y rápidamente que las personas introvertidas. Quienes son introvertidos por naturaleza necesitarán exteriorizar sus percepciones sensoriales, desarrollarlas, y hacerlas más agudas y sensibles para luego introvertirlas.

En el yoga, la introversión es una descalificación spiritual. En nuestro ashram, cuando encontramos sannyasins o estudiantes introvertidos por naturaleza y que hacen mucha meditación por sí mismos, yo los detengo y les digo: “no lo hagas porque no sabes cómo manipular tu mente; no sabes cómo controlar tu mente. Te vuelves introvertido espontáneamente por naturaleza. Si tu mente se profundiza mientras estás haciendo mucha meditación y japa, ¿tendrás la capacidad, tendrás los métodos para exteriorizarla nuevamente? Por lo tanto, la mente no se debe introvertir a menos que primero se exteriorice. La introversión es un comportamiento neurótico.

Usted habló ayer de encontrar el yoga adecuado para cada individuo. ¿cómo se logra esto?

A nivel de temperamento, la población humana se puede clasificar en cuatro grupos: dinámico, emocional, místico y racional. Por ejemplo, algunos de nosotros somos predominantemente dinámicos, pero tenemos emociones, misticismo y racionalidad. Quienes son predominantemente dinámicos deben tomar como sadhana, como la práctica espiritual principal, el karma yoga, pero también usar el bhakti yoga, el raya yoga y el jnana yoga.

Quienes son predominantemente emocionales deben aceptar el bhakti yoga, el yoga de la devoción y el amor como su práctica espiritual y primaria y, con ella, un poco de karma yoga un poco de raya yoga y un poco de jnana yoga.

Quienes son predominantemente místicos por temperamento tendrán que aceptar y practicar raja yoga, es decir, el yoga de la meditación, la concentración, la contemplación y el samadhi. Paralelamente tendrán que aceptar el karma yoga, el bhakti yoga y el jnana yoga como parte de su sadhana.

Así es como debemos analizar nuestro propio temperamento y de acuerdo con esta especialidad temperamental, tenemos que aceptar uno de los cuatro yogas. Ustedes entienden karma yoga. El bhakti yoga es devoción, cantar, hacer japa, orar, etcétera. Son raja yoga la meditación, el kundalini yoga, el kriya yoga, el laya yoga. Todos estos están bajo el grupo del raja yoga. Jnana yoga es contemplación, el yoga de la total auto investigación.

Cuando uno siente fortaleza interna, ¿debe ocultarla o permitir que se manifieste?

Cuando uno siente que tiene fortaleza, la debe utilizar adecuadamente, de la manera correcta, por la causa correcta y con un propósito correcto en la mente.

Cuando se le permite a la fortaleza fluir, ¿puede esta generar una actitud autoritaria?

Algunas veces, si la fortaleza o la energía que fluye a través de usted no se le permite expresarse, ésta puede ocasionar muchos problemas mentales. Al exceso de energía, de prana, de vitalidad se les debe dar un canal para expresarse y, como les dije anteriormente, ese canal tiene que ser un canal adecuado. Si no quieren expresar su energía en la vida externa, entonces deben invertir esa energía en la meditación, en contemplación profunda, en total relajación enfocada.

¿Cómo afecta el mantra a la mente?

El mantra influencia la mente subconsciente y hace explorar los profundos recovecos del karma haciendo aflorar los símbolos de su conciencia profunda. Purifica el área de la mente, liberándola de distracciones psíquicas en los estados elevados de meditación. Esa es su importancia. Claro está que el mantra induce concentración, pero su papel más importante es el de purificar toda el área de la conciencia. Cuando ustedes meditan los interrumpen los pensamientos Y posteriormente los interrumpen las visiones psíquicas. Estas interrupciones se pueden eliminar a través de un proceso continuo de japa y mantra. Entre más mantra practiquen mas seguros estarán de no interrupciones en la meditación.

¿Utilizar flores tiene un significado más profundo?

¡Ah, Las flores! ¡Es la cosa más hermosa que Dios ha creado después del corazón del hombre! Lo más hermoso es el corazón del hombre, pero lo que le sigue es una flor. Por lo tanto, en mi opinión, las flores representan los más hermosos, los más delicados y los más puros sentimientos del hombre.

En lo que tiene que ver con la práctica del yoga, las flores tienen una influencia inmediata sobre los chakras y sobre la mente. Ayudan a que la mente se interiorice.

¿Cuál es la diferencia entre represión y control?

La represión es un tipo de oposición a su propia personalidad, en donde usted realmente no está de acuerdo con usted mismo. En el control, hay un acuerdo mutuo entre los dos elementos de la mente. Cuando quiero controlarme a mí mismo, estoy de acuerdo conmigo mismo totalmente. Sin embargo, en la represión no quiero algo, pero aun así lo hago. Esta es la diferencia fundamental entre represión y autocontrol.

Extracto tomado del Satsang con Swamiji del Yoga Magazine, febrero 1977

INSPIRACIÓN

SUBIR