Julio 14 de 2020

"Si el yoga se convierte en una poderosa cultura mundial, ¿podemos esperar el fin del sufrimiento del hombre y de los males del mundo?" Esta pregunta se me ha hecho muchas veces. Aunque el yoga se convertirá en una fuerza poderosa a finales de este siglo y durante el próximo, esto no significa que el hombre no caiga enfermo, que no haya rivalidad y que todos se amen. No significa que no habrá odio en el mundo, y que todos serán felices y estarán libres de problemas y enfermedades. 

Según los sabios, hay un concepto muy claro de que el mundo es un juego de las tres gunas. Las tres gunas son tamas, rajas y sattwa, y si se combinan estas etapas, crean millones de cosas en el plano mental. Tanto si el yoga se convierte en una cultura poderosa como si no, seguirán existiendo; siempre serán las mismas. La diversidad es la naturaleza del mundo. El yoga no puede ir en contra de ella. Habrá diversas religiones y sectas. Todavía habrá guerras y todavía habrá amor, odio y masacres. También habrá gente como Buda y Cristo que vendrán de vez en cuando. No se puede ir más allá de todo esto porque el mundo es el juego de los tres gunas

Puedes imaginar un estilo de vida idílico, paz y armonía universal, pero ¿cómo puede ser eso? Siempre habrá hierba, sequías y epidemias, aunque la presión arterial alta, el cáncer y el reumatismo ya no existan. Sin embargo, un gran cambio se producirá a través del poder del yoga. El yoga traerá luz a los procesos de pensamiento del hombre y mejorará la calidad de sus pensamientos y su percepción. A causa esto, podrá comprender la necesidad de sus problemas. Y esto es lo que esperamos. 

YOGA 5 de abril de 2020 

INSPIRACIÓN

SUBIR