Diciembre 05 de 2019

¿Cómo transformar la mente? ¿Cómo mejorar la calidad de la experiencia? ¿Cómo transformar la conciencia de la materia? ¿Cómo evitar la turbulencia de la mente? Es muy fácil hablar acerca de asuntos trascendentales, es fácil hablar de Dios y del Ser, acerca de seres astrales, etc. Es muy fácil describir el paraíso, pero ¿en dónde están los ojos para ver esto? ¿En dónde está la mente para experimentar, para ver esto? Pensar o contemplar no nos lleva al punto de la experiencia, la reflexión tampoco nos puede llevar a ese punto de experiencia, porque reflexión, contemplación, y pensamiento son las manifestaciones de la mente. La mente es un instrumento limitado, manejado por el hombre, y por ello, la hipótesis es que primero hay que desarrollar el instrumento de la percepción. Si uno tiene que ver el sol, debe tener ojos. Si quiere tener percepción del objeto, entonces lo primero es remover las cataratas de los ojos. Más allá de la mente está la supermente y la supermente, no es para nada diferente de la mente. Cuando la mente se libere de la turbulencia, cuando la mente se libere de las distracciones, cuando la mente trascienda la idea de la dualidad y de los conflictos y Swami Satyananda, con su leal discípulo Poorna (su perro), pierda sus categorías de tiempo, espacio y objeto, entonces esto es supermente.

Así como limpian el espejo para poder ver su cara, de la misma manera deben liberar su conciencia de todo tipo de pensamientos y conflictos. Pero no me mal entiendan y piensen que estoy tratando de detener su mente. No estoy diciendo que deban cancelar su mente o retirar su mente. Cuando cierran los ojos, no cierran la mente. Cuando cierran los sentidos, no cierran los sentidos. Si lo hacen, esto es hipnosis. Cuando cierran su mente, sus sentidos e inteligencia, eso es hipnosis, pero cuando cierran sus ojos externos y abren sus ojos internos, a eso se le llama yoga.

Aradhana Yoga of the heart 11 Nov/Dec 2013

INSPIRACIÓN

SUBIR