Mayo 27 de 2020

Para poder conocer la mente, es necesario conocer su origen. El origen de la mente es la conciencia en la dimensión trans-sensorial.  En la dimensión trascendental y cósmica, coexisten dos poderes o facultades: conciencia y energía. Ambos están en perfecto equilibrio y armonía entre sí. Se fusionan como una sola entidad, una experiencia, una manifestación en la dimensión cósmica. Sin embargo, son dos principios; una experiencia, una entidad, o una percepción contiene tanto conciencia como energía, los dos principios que dan lugar a la comprensión mental y a la experiencia sensorial del mundo.

Toda la creación y la vida son una expresión o un juego entre la conciencia y la energía. La energía se manifiesta en la vida como prana y la conciencia como mente. La conciencia es absolutamente pura, impecable e impoluta, en perfecto equilibrio y armonía. Cuando una interacción ocurre en la dimensión cósmica entre conciencia y energía, surge la vida.  Cada vida está regulada y guiada por el prana y la mente.

Una bacteria tiene prana y también mente. No tiene cerebro pero si tiene mente. Un insecto tiene prana y también tiene mente. Un aminal tiene prana y también mente. Un árbol tiene prana y también mente. El cuerpo humano está regulado y dirigido por el prana y también por la mente. Por lo tanto, la cognición cósmica o conciencia cósmica se conoce como conciencia y la conciencia individual o conciencia limitada, se conoce como la mente.

Tomado del libro “Mind , Mind Management and Raja Yoga” de la serie Yoga Drishti de Swami Niranjanananda Saraswati, Publicado por Yoga Publications Trust, 2011

ENSEÑANZAS

SUBIR