Enero 27 de 2020

El yoga no es sólo una práctica física, también es un cambio de actitud. Muchas veces, cuando encontramos dificultades en nuestra propia sadhana, pedimos ayuda. Eso es perfectamente válido. Hay que pedir ayuda. Para poder salir de esa etapa son necesarias algunas instrucciones, alguna guía. Cuando necesitamos pedir ese tipo de ayuda es sencillamente porque la etapa previa de yoga no se ha perfeccionado. No hemos sido capaces de cambiar la actitud, ni la percepción, ni el comportamiento. No estamos practicando de acuerdo con nuestra propia capacidad. No tenemos conocimiento de las propias fortalezas.

Por esta razón, he desarrollado la teoría del SWAN. Es la teoría de pratyahara. La palabra SWAN representa, por sus nombres en inglés, las fortalezas, las debilidades, las ambiciones y las necesidades. Todos tenemos ciertas fortalezas, debilidades, ambiciones y necesidades, pero ¿somos conscientes de ellas. No somos conscientes de lo que somos, de lo que hay dentro de nuestra cabeza. No somos conscientes de nosotros mismos. Ni siquiera podemos desarrollar nuestra conciencia hasta el punto en que la observación se vuelve una fuerza. Nuestra observación se limita a una sola dirección, al área en la que la conciencia se está enfocando en ese momento.

Nuestra conciencia está limitada de la misma manera que lo está la visión. Si miro hacia adelante, no puedo mirar hacia atrás; si mira hacia un lado, entonces no puedo ver al otro. Sólo estamos conscientes de lo que está sucediendo en el campo de nuestra conciencia. Sin embargo, mediante el desarrollo del poder de la auto-observación podemos tomar conciencia de un área mayor. Podemos llegar a ser conscientes de toda la imagen, no sólo de la parte hacia donde se dirige nuestra conciencia.

Para desarrollar este poder de auto-observación, para darse cuenta de la propia naturaleza, de la estructura interna, y comprender las dimensiones de la experiencia humana, no es necesario practicar concentración o meditación. Tan sólo hay que seguir las directrices establecidas en la práctica de yama y niyama. Estos son aspectos muy importantes del yoga. Yama y niyama no son disciplinas; son formas de superar las limitaciones, las restricciones de la mente y el ego.

Shaucha significa limpieza. ¿Qué significa limpieza para nosotros? Un cuerpo limpio, un ambiente limpio, una casa limpia, una habitación limpia, aire limpio. Pero aquí la limpieza significa una mente limpia. No debe haber basura, negatividad o conflicto dentro de la mente. Debe haber claridad total de pensamiento, de ideas y de conocimiento, no confusión. El concepto de limpieza no es externo o superficial. Es armonía de las experiencias mentales, emocionales y psíquicas.

Santosha significa satisfacción. Es muy fácil decir: "Soy feliz como soy” pero, ¿Somos realmente felices como somos? ¿Si somos felices, por qué estamos luchando contra nosotros mismos, contra nuestro ego? ¿Por qué estamos luchando por encontrar más felicidad en la vida? ¿Por qué no podemos simplemente "ser"? ¿Por qué nos ponemos diferentes máscaras en diferentes momentos? ¿Por qué no podemos simplemente permanecer sin una máscara? ¿Por qué no podemos aceptar lo que somos, con todos los defectos y fallas? Por qué no podemos darnos cuenta de nuestros defectos y fallas. ¿Por qué escondemos los propios defectos y fallas? En el momento en que tratamos de escondernos de nosotros mismo, perdemos el estado de satisfacción.

Satya es la veracidad, la conciencia de cómo nos expresamos en la vida. ¿Somos capaces de expresarnos de una manera positiva y creativa? ¿Somos sinceros en lo que hacemos? Este tipo de conciencia se tiene que desarrollar en relación con las acciones que se hacen tanto externa como internamente. Satya no significa decir la verdad, sino ser sincero con sigo mismo. Significa, observar la sinceridad dentro de sí mismo. ¿Nos escondemos de nosotros mismos? ¿Nos escondemos de nuestras debilidades? ¿Evitamos enfrentarlas? Si así lo hacemos, entonces no somos veraces con nosotros mismos. Este es el concepto de Satya.

Ahimsa significa no violencia que no sólo se refiere a la expresión de la ira, el odio, los celos o la hostilidad. Más bien es la eliminación de la limitación, de la conciencia restrictiva y negativa, la ausencia de hostilidad, la ausencia de conflicto en pensamiento y sentimiento, así como en la acción. Estas son algunas ideas que han sido muy bien definidas en la práctica de yama y niyama, de modo que con mediante su práctica podamos alterar la estructura de la personalidad interior y experimentar crecimiento interior y libertad. Cada quien tiene que desarrollar el entendimiento de yama y niyama.

Debemos recordar que si queremos obtener el mayor beneficio del yoga, no debemos imponer ideas personales sobre las prácticas o conceptos de yoga. Más bien debemos tratar de incorporar las enseñanzas del yoga a la vida de acuerdo con la propia capacidad y aplicarlas en todas las situaciones y en todo momento. De esta manera podremos obtener sabiduría. El conocimiento es un proceso intelectual, pero en el momento en que se comienza a aplicar de manera practica en la vida, ese conocimiento se vuelve sabiduría. El conocimiento se convierte en sabiduría cuando se aplica en la vida, pero permanece como mero conocimiento cuando no se aplica en razón de la propia situación o circunstancia.

Como aspirante de yoga, como estudiante de yoga, yogui, o sannyasin, sea cual sea el rol que tengamos en el mundo del yoga, los esfuerzos deben estar siempre encaminados a aplicar lo que se sabe, y no a atiborrarse con diferentes puntos de vista e ideas y perder la dirección en la vida. Este ha sido el mensaje que ha dado Paramahamsaji (Swami Satyananda). Esta inspiración se encuentra en sus satsangs.

Las prácticas de yoga, tales como asanas, pranayamas o meditación, son muy buenas. Debemos tratar de hacerlas, pero al mismo tiempo debemos también tratar de entender la realidad detrás de las apariencias exteriores. Todo lo que brilla no es oro. ¿Cómo se sabe que no es oro? Hay que mirar detrás de las apariencias y sólo entonces podremos llegar a ser verdaderos sadhakas del yoga

Apartes tomados de El mensaje del Yoga, Swami Niranjanananda Saraswati, Satsang at Rocklyn Ashram, Australia, Abril 1995

http://www.yogamag.net/archives/1997/ajan97/yogamess.shtml

ENSEÑANZAS

SUBIR