Enero 27 de 2020

Las emociones representan las expresiones burdas de la energía consciente de la personalidad humana que no pueden ser controladas intelectualmente. Son una explosión. El odio y la frustración no se pueden controlar a través del intelecto; son explosiones y nos obsesionamos con ellas. El yoga enseña a manejar y armonizar las emociones con la práctica de Bhakti Yoga, el cual se piensa que es el yoga devocional, pero este es solamente un concepto que hemos desarrollado. En realidad, el Bhakti Yoga es un método a través del cual se regulan, desvían, canalizan y direccionan las fuerzas de las emociones.

Si se coloca un cristal sobre una tela de color rojo, este reflejará el color rojo; Si se coloca sobre una tela negra, reflejará el color negro, y si se coloca sobre una tela azul, reflejará el color azul. Exactamente de la misma manera, las emociones son incoloras en sí mismas, pero toman un color dependiendo de las diferentes situaciones, circunstancias y eventos. Toman color cuando nos sentimos atraídos o nos apegamos a algo que nos llama la atención. Es así como las emociones dan el reflejo de acuerdo con el color que tiene la mente.

Si reconozco a alguien como un amigo, mi emoción será de amistad. Si lo reconozco como adversario, mi emoción tomará la forma de hostilidad. Si lo reconozco como una persona mayor o un par, mi emoción tomará la forma de respeto. Si pienso en otra persona como amante, mi emoción tomará la forma de pasión. Si reconozco a una persona como un hijo, mi emoción tomará la forma de afecto. Si mi mente corre tras el dinero, mi emoción tomará la forma de codicia. Si miro a otro como un competidor, mi emoción tomará la forma de celos. Sin embargo, si se pueden desviar esta emoción en una dirección positiva, no hacia el mundo, sino hacia el Ser o hacia Dios, esta tomará la forma de bhakti.

En el Bhakti Yoga se explica con gran belleza cómo canalizar las emociones. El Bhakti Yoga es un entrenamiento mientras que Bhakti es un estado de experiencia. El Bhakti Yoga nos entrena para desviar las emociones y una vez que estas se desvían, se experimenta Bhakti. El entrenamiento que se da, es la canalización de todas las emociones hacia la experiencia de nuestra naturaleza interior. En el Bhagavad Gita, esto se llama nishkama bhava. En otros textos se denomina sakaratmic bhava o sattwic bhava.

Experience of Yoga, Bihar School of Yoga, Golden Jubilee 2013, página 34

ENSEÑANZAS

SUBIR