Enero 27 de 2020

En los Yoga Sutras, Pratipaksha bhava se ha definido como pensar en la cualidad opuesta en relación con las actitudes que se desarrollan y expresan en las situaciones del día a día. Las actitudes tales como la envidia, los celos y la competitividad, conducen al desarrollo de un tipo determinado de expresión humana que implica un cambio en la personalidad total. Los celos por ejemplo, comienzan como una idea, pero se empieza a sentir una emoción a la que damos el nombre de “celos”. En la experiencia y expresión de estos celos se involucran la lógica y el intelecto (manas y buddhi) donde la persona continúa dándole vueltas a lo mismo. También se involucran los indriyas (los sentidos) los cuales se sintonizan agudamente para responder a tal situación. Se influencia la conducta, se cambia la forma de actuar, comportarse, pensar y expresarse.

De la misma manera que la envidia se desarrolla como una idea y se convierte en la forma de ser predominante de la mente, así se originan estados alterados de percepción. Estos celos se pueden convertir en hostilidad, pueden cambiar toda la personalidad y hacer que se esté preparado y listo para asegurar la destrucción de otra persona. De esta manera suceden los cambios en la psicología, en las emociones, en la comprensión y en el comportamiento lógico de una persona.

Pratipaksha bhava, el desarrollo de las cualidades opuestas, asegura el no dejarse influenciar y afectar por este fuerte sentimiento, sensación o emoción. Si en su mente hay agresividad, desarrolle la amistad. No tiene que interactuar con la persona a la que considera su enemigo, pero en su mente, en sus sentimientos y en su comprensión, esa persona puede dejar de ser un enemigo y solo ser una persona ordinaria. El resultado de pratipaksha bhava es liberarse de las influencias de una característica negativa a través de desarrollar una característica positiva.

¿Cómo se puede aplicar pratipaksha bhava? Intentándolo. ¡Si fracasa, de todas maneras es un logro por la sencilla razón de que lo ha intentado! ¡Si tiene éxito, lo logró! Pratipaksha bhava se debe aplicar con correcto entendimiento, con ecuanimidad, sin apego y con discernimiento. Viveka y Vairagya, discernimiento y ecuanimidad, desarrollan la naturaleza sáttwica que se expresa, no en forma de auto-reproche y culpa, sino en forma de estímulo.

Extracto tomado de Satsang at Ganga Darshan, Mazo 3, 2003, Swami Niranjanananda Saraswati, Yogamag, www.yogamag.net/archives/2003/fnov03/satsang.shtml

ENSEÑANZAS

SUBIR