Mayo 25 de 2020

Conciencia espiritual es diferente de conciencia religiosa. La espiritualidad no tiene nada que ver con la religión ni la religión con la espiritualidad, son dos caminos totalmente diferentes. La gente cree que si sigue una religión se puede volver espiritual, pero esto no es correcto. La conciencia espiritual o la realización espiritual es una experiencia personal, es un esfuerzo personal para mejorar la calidad de vida. Por lo tanto, se debe distinguir entre espiritualidad y religiosidad.

Desde la perspectiva tántrica y yóguica, ser espiritual significa tomar conciencia de las cualidades luminosas que hay dentro de sí mismo. La gente cree que se puede volver espiritual si practica meditación. Esto es falso. Cree que se puede volver espiritual si sigue una religión, falso. Cree que se puede volver espiritual si repite un mantra o piensa en Dios y lo alaba. Falso. Todo esto no es espiritualidad. No se puede alcanzar la espiritualidad a través de la meditación, contemplación, alabanza o esfuerzos similares. La espiritualidad se debe descubrir dentro de sí mismo y este es el proceso del yoga y del tantra. La naturaleza espiritual está más allá del mundo de los sentidos y los objetos sensoriales. La experiencia espiritual trasciende la experiencia del cuerpo y de la mente.

Entender la vida espiritual o la cualidad espiritual se logra a través de un proceso de observación y de modificación de los patrones normales de comportamiento.  Recuerden que uno no se vuelve espiritual a través de la contemplación, la meditación, el ritual o la alabanza, sino siguiendo el dharma personal.  Este es un punto que todo el mundo pierde de vista. Nadie sigue su dharma pero todo el mundo trata de meditar.

La gente me pregunta: ¿“Cómo puedo volverme espiritual”? Les respondo: “Primero, cesen de criticar a los demás, cesen de ser destructivos en su propia mente, cesen de ser agresivos en su propia naturaleza.” Me dicen: ¿“Debo meditar”? Y yo les respondo. “No, no es necesario. No necesitan meditar para descubrir su naturaleza espiritual”. Me miran incrédulos pues siempre han oído: “Medita y experimentarás la divinidad, la iluminación”. A todo el mundo le han dicho que el objetivo de la vida es conseguir la auto realización o la realización de Dios. Esta expectativa es la que motiva a la gente a descubrir el Dios interior. El Dios interior no se puede descubrir, al menos no lo pueden hacer las personas que están inmersas en la vida material de esta época. La gente no tiene este carácter, este sankalpa shakti, esta intensidad, esta fijeza mental. Por esto pueden meditar pero no pueden ver a Dios o realizar el Ser. Esto indica que hay una gran falla en su entendimiento de cómo integrar e incorporar las prácticas para alcanzar la experiencia superior.

Lo que estoy diciendo aplica a todo el mundo, bien sean sannyasins o sadhakas.  Sannyasa no hace espiritual a nadie, el yoga no hace espiritual a nadie, lo que los hace espirituales es entender su propia naturaleza, modificar los propios patrones de comportamiento, entender el propio dharma y adherirse a los propios preceptos.

ENSEÑANZAS

SUBIR